Social Network

Email: info@deltabinol.com
accede | registrate   
Email: info@deltabinol.com

Doctor Arturo Mora Ochoa

POSITION: Investigador responsable

CV resumido del Dr. Arturo Mora Ochoa


 

Estudios

  • Medicina: Universidad Autónoma Metropolitana. Distrito Federal, México.
  • Cirugía general: Hospital Regional de Veracruz, México.
  • Gastroenterología: Hospital General Chioggia Benetto, Italia.
  • Hepatología y trasplante Hepático: Hospital Clinic de Barcelona, España.

Experiencia Laboral

  • 1992-1999 Cirujano General
    • HOSPITAL GENERAL DE COSAMALOAPAN VER., S.S.A.
  • 1993-2011 Cirujano General
    • INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL, HGZ-35
  • 2003-2004 Director Médico
    • HOSPITAL INTEGRAL PLAYA VICENTE VERACRUZ, S.S.A.
  • 2005-2005 Director Médico
    • HOSPITAL GENERAL DE TARIMOYA VERACRUZ VER. S.S.A.
  • 2005-2008 Director General
    • HOSPITAL DE ALTA ESPECIALIDAD VERACRUZ VER. S.S.A.
  • 2008-2009 Director General
    • SEGURO POPULAR EDO. VERACRUZ -R.E.P.P.S.S-

 

Presentación

Escrita por ell Dr.  Arturo Mora Ochoa


 

Permítanme que me presente y les comunique por este medio la motivación que me impulsó a aventurarme en el proyecto de Deltabinol, producto basado en principios activos de la tan polémica planta de la cannabis.

Mi nombre es Arturo Mora, como ya sabrán, doctor cirujano licenciado por la Universidad Autónoma Metropolitana (México DF). Tras años de experiencia laboral, que me llevaron a tratar a cientos de pacientes y dirigir diversos hospitales en el Estado de Veracruz y formarme en el extranjero (España e Italia), decidí en 2010 retomar mi faceta de investigador.

Varias fueron los motivos que me llevaron a la decisión de investigar, y dentro de la investigación, algo tan controvertido como la aplicación de los cannabinoides en el Alzheimer.

En primer lugar el asunto de la demencia senil me ha sensibilizado notablemente, al reconocer de un modo tan frecuente (y en los próximos 50 años se prevee que los casos se multipliquen por 3) el dolor de quien padece la demencia senil, y el sufrimiento de familiares y cuidadores, que son víctimas indirectas de esta enfermedad. En muchos casos esta patología afecta a familias de renta humilde, que no son capaces de costearse los cuidados que el caso requiere.

En segundo lugar, y hablando desde la perspectiva de un científico, consideramos que los juicios morales aplicados a cualquier substancia deben aplicarse de modo objetivo, sin criminalizar radicalmente su origen, especialmente sin previo conocimiento. Es por esto que quisiera dejar claro que yo no promulgo el uso de la marihuana, ni pretendo promover que se consume por uso recreativos. Mi único objetivo es que la comunidad científica, y yo personalmente, no cerremos los ojos ante los resultados curativos de THC y el CBD aplicados exclusivamente a patologías concretas (repito, no con finalidades alucinógenas o recreacionales).

No podría considerarme un verdadero científico si obviase las investigaciones que definitivamente reconocen los efectos favorables del CBD (derivado de la cannabis) en casos, por ejemplo, del Alzheimer. Los valores morales sobre la opinión popular acerca de esta planta deben dejarse de lado cuando entran en juego principios tan importantes como los de mejorar la calidad de vida de pacientes y familiares que sufren.

En tercer lugar, el origen de la investigación viene apoyada por una iniciativa del Gobierno Federal de México  para explorar las posibilidades de los cannabinoides para fines terapéuticos. En este contexto, la enfermedad de la demencia senil se ha convertido asimismo en una preocupación del Estado, que debe afrontar las consecuencias sociales y económicas de su irreversible crecimiento.

Por tanto, en 2010 acepto la llamada de la Convocatoria de Investigación para comenzar el proyecto científico de la aplicación de CBD y THC en formato de aceite (y no fumado) por pacientes diagnosticados de Alzheimer.

Como resultado final de la investigación nace el producto Deltabinol, que paralelamente se ha comercializado en otros lugares del mundo en modo de aceite o spray, con una composición prácticamente idéntica.

Y hoy, para finalizar, hemos decidido ofrecer nuestro conocimiento y colocarlo al alcance de aquellos que realmente lo necesiten (y sean capaces de demostrarlo, para evitar cualquier mal uso del producto).

Consideramos que, desde el punto de vista humano, debemos hacer todo lo posible por mitigar los sufrimientos de estos pacientes y familias, así como su gasto económico, si en nuestra mano está proporcionar un producto (de origen natural, no lo olvidemos) que puede ayudar en alguna manera a sobrellevar los efectos de ciertas enfermedades.

Así nace www.deltabinol.com. Si quieren contactarme estaré encantado de recibir sus comentarios, sugerencias o apoyo, utulizando el formulario que se encuentra en la parte inferior de la página